5 de mayo de 2017

La rosa es un símbolo clásico de belleza y romance, y muchos jardineros se alegran ante la oportunidad de adornar con ellas sus propios jardines. Algunas rosas son más grandes que otras y, como resultado, requieren más espacio para crecer. Sin embargo, casi todas las especies de rosas se pueden cultivar en un macetero, lo que es una buena noticia especialmente para los jardineros que cuentan con un limitado espacio en su jardín.

1- ELIGE UN MACETERO APROPIADO

Las rosas miniatura requieren un recipiente de 12 pulgadas ( 30,5 cm ), mientras que las floribundas y las rosas híbridas de té necesitan uno de 15 pulgadas ( 38 cm). Las especies híbridas de mayor tamaño y las rosas arbustivas deben estar en recipientes que midan 18 pulgadas (46 cm) o más.

2-BUSCA UN MACETERO LIGERO SI BUSCAS TRANSPLANTAR TU ROSA

Un macetero de plástico probablemente sea el más fácil para realizar el trasplante. Elije un color ligero, ya que los colores oscuros se calientan más rápido y secan la tierra.